Gastronomia

La riqueza natural del mar tumbesino provee a la región de los insumos más variados para el desarrollo de una cocina regional verdaderamente exquisita. Si es un amante de la comida marina no puede dejar de probar el famoso ceviche de conchas negras de Tumbes, un plato de sabor intenso que tiene la fama de ser un potente afrodisíaco. Se sirve acompañado de cebolla picada a cuadritos, ají limo, camote y maíz tostado. Las conchas negras con las que se elabora este plato son recogidas en las raíces cubiertas de fango de los bosques de manglares de la región.

Otras delicias del arte culinario tumbesino son:

Majarisco
Plato hecho a base de plátano verde cocido y amasado sobre el que se vierte un guiso hecho con langostinos.

Arroz con conchas negras
Arroz blanco mezclado con un concentrado hecho con conchas negras y acompañado de yucas fritas y/o chifles (plátano frito).

Chicharrones de pescado y mixtos
Compuesto por una serie de mariscos (langostinos, calamares, pulpo) y pescado macerados en una salsa para luego ir a la sartén. Se sirven con yucas fritas y chifles.

Tamalitos verdes
Un exquisito manjar hecho con maíz y culantro, tradicional del norte del país. Se sirve como entrada y se acompaña con zarza criolla (un preparado de cebolla, tomate y limón)

Parihuela
Sopa concentrada de pescados y mariscos.

Entre otros platos típicos tenemos:

Dulce de Grosella
La grosella es un fruta que se cosecha en la región entre los meses de agosto y setiembre. Para hacer el postre, la grosella se cocina a fuego lento, acompañada de azúcar y canela.

Macerado de Grosella
Bebida macerada con azúcar por un período mínimo de dos meses, considerado un licor de exquisito aroma y sabor.

Dulce de Guineo (plátano de seda)
Jalea de plátano cocinado por varias horas con azúcar y canela. Tradicionalmente se suele elaborar con fuego a leña.

Contacto